¡Apoteosis!

Lección de rasmia y pundonor y, como no, de buen juego por parte de los de Sergio Moracho que en una segunda parte impoluta, desarbolaron al líder Helvetia Anaitasuna.

Beti Onak 27 23 Helvetia Anaitasuna

Y a decir verdad, que muy pocos daban por sentado que los verdes iban a ganar el partido, y más teniendo en cuenta el inicio de partido donde los de La Catedral se imponían claramente con un juego rápido y contundente ante el que la defensa local poco o casi nada podía hacer. Pero a partir del minuto 15, un mayor acierto de Miguel Mateo bajo palos y la mejora defensiva de los locales, fueron apaciguando los ánimos de Anaitasuna que veía como Beti Onak iba recortando distancias poco a poco gracias a los zambombazos de Asier Pedroarena (todo un cañón) y al buen juego combinativo y las finalizaciones de Unai Izuriaga. En los de Pamplona, eran Aitor Albizu y el extremo izquierdo Adrián Ortiz los más entonados.

Beti Onak, como decimos, recortaba distancias y se llegaba al descanso con un empate a 13 goles que prometía buenos augurios para los locales.

Y comenzaba el festival, porque en la segunda mitad, los de Moracho se dieron un festival de buen juego y apabullaron a un incapaz Helvetia Anaitasuna que veía cómo le caía encima una verdadera avalancha. Y de esa avalancha mucho tuvo que ver la gran actuación de Dani Calvo que, con goles de todas facturas, fue capaz de poner en pie al Hermanos Induráin. Al Beti ya no le “tosía” nadie, estaban desbocados, felices, casi todo lo que proponían terminaba en las redes de Anaitasuna, desquiciando incluso al propio entrenador que recibía una sanción disciplinaria por protestar, más por frustración que por otra cosa, y Beti Onak, jaleado por su público llegaba al final del encuentro con un merecido 27-23 y una total apoteosis.

Gran partido de los de Villava ante el mejor equipo de la categoría, pero que se vio totalmente superado en la segunda mitad por un equipo pletórico, unido y audaz. ¡Felicidades! Partidos como el de ayer hacen afición, y mucha.

Ficha técnica
Beti Onak (27): Mateo y Olagüe; Asurabarrena (3), X. Iturralde (2), A. Urbiola, De la Nava (1), Sabuqui, Esáin, Etxarri (2), Ezkieta, J. Urbiola, U. Izuriaga (5), Calvo (7), Pascual (2), A. Izuriaga (1) y Pedroarena (4).
Helvetia Anaitasuna (23): Fernández (1), Agorreta (1), Zubieta, Francés (2>), Martínez, I. González (1), Ortiz (4), X. González (1), Arzoz, Arrasate (3), I. González, Albizu (5), Iribarren, Casas (2), Garayoa, Redondo (2) y Andueza (2).
Marcador cada cinco minutos: 1-4, 2-5, 5-9, 8-11, 11-11, 13-13 (descanso) 17-15, 19-16, 22-17, 22-19, 25-21, 27-23 (final).
Árbitros: Mikel Gayoso y Eder  Gómez. Excluyeron a Etxarri (2) por los locales, y a Arzoz, Albizu y Garayoa por los visitantes.
Incidencias: Encuentro correspondiente a la Jornada 26 del Grupo C de la Primera División Nacional masculina disputado en el Polideportivo Hermanos Induráin antes unos 170 espectadores.

@jokinelizari

Imagen destacada: Beti Onak

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *